Plan Lector Primaria 2019.docx

  • Uploaded by: Milagritos Aliaga Caycho
  • 0
  • 0
  • 5 days ago
  • PDF

This document was uploaded by user and they confirmed that they have the permission to share it. If you are author or own the copyright of this book, please report to us by using this DMCA report form. Report DMCA


Overview

Download & View Plan Lector Primaria 2019.docx as PDF for free.

More details

  • Words: 1,206
  • Pages: 9
LECTURA N°001

LOS DOS AMIGOS Y EL OSO

Paco y Renato eran amigos. Vivian en el mismo barrio y salían a pasear juntos. Paco era fuerte y valiente; Renato, en cambio, delgado y tímido. Cuando llego el último día de escuela, ambos decidieron ir juntos de excursión por el bosque, en busca de aventuras. Arrancaron las más bellas flores silvestres y luego fueron a nadar al río. Por fin, decidieron continuar su aventura; caminaron monte adentro y llegaron a una cueva. Paco tuvo la tentación de entrar a la cueva; pero Renato sintió miedo de penetrar y observaba con recelo la boca del socavón. Paco, por precaución, fue en pos de garrote para ingresar a la cueva. Mas, de súbito, salió de ella un enorme oso, y el niño, espantado, corrió y trepó el árbol más próximo, sin acordarse del amigo, el cual ignoraba el peligro. Cuando Renato vio al oso, no tuvo tiempo de huir, pues el animal estaba casi a su lado. Entonces, como había leído que los osos apetecen solo las presas vivas, se tiró al suelo y se quedó quieto, conteniendo su respiración. El oso se acercó a Renato, que estaba echado en el suelo, y lo observó con curiosidad. Al ver que no se movía, creyó que estaba muerto. Se acercó el oso aún más y lo olió con cuidado.

–No se mueve – se dijo el oso –. Debe estar bien muerto y, quizá, no esté fresco. Finalmente, rascándose la cabeza, el oso se alejó sin mirar siquiera atrás. Renato se levantó de un salto, al mismo tiempo que Paco bajaba presuroso del árbol y se acercaba hacia su amigo. –¡Vaya el susto que hemos pasado! – dijo Paco –. Pero dime, ¿por qué el oso se ha acercado tanto a ti? –Pues, para decirme al oído un secreto. –¿Es verdad? ¿y qué te ha dicho? ¿Te ha avisado de algún tesoro? –Pues… casi, casi. Me ha dado un consejo valiosísimo. Me ha dicho: el amigo que te abandona en situación de peligro, no es amigo de verdad ni merece tu amistad. En el peligro y la necesidad, se valora la amistad. Responde: 1. ¿Cómo se llaman los personajes de esta historia? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 2. ¿A dónde fueron de excursión? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 3. ¿Qué encontraron en el bosque? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 4. ¿Qué hizo Paco y qué Renato? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 5. ¿Qué dijo Renato a su amigo sobre el susurro del oso?

________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 6. Dibuja

LECTURA N°002

EL BURRO Y LA SAL

Hubo en cierto país, un comerciante que, desde las salinas del pueblo, transportaba sacos de sal en varios asnos. Un día, al volver de las salinas uno de los asnos al sentir que la carga le era pesada, empezó a caminar lentamente, demostrando así su disconformidad con el trabajo y la carga. El camino que conducía al pueblo estaba cruzado por varios riachuelos y sucedió que, al vadear el primer arroyuelo, el asno descontento tropezó von una piedra y cayó al agua, quedando sumergido gran parte de los sacos de sal que llevaba. Cuando se levantó, luego de enormes esfuerzos, sintió que la carga se había aligerado, por lo que se puso muy contento. Al vadear el segundo riachuelo, el asno simuló otro tropiezo y se dejó caer en el agua. Cuando se levantó, apreció que su carga había disminuido aún más. Pero el amo se dio cuenta de la astucia de su jumento y, viendo que había perdido tanta sal, pensó en corregir al mañoso animal. Sonrió de pronto, satisfecho de haber hallado la solución de lo que buscaba para dar una magnífica lección a su resabido jumento. Siguiendo su plan, cuando debía volver de las salinas, llenó los sacos del borrico con esponjas.

El asno retornaba más alegre aún, pues, notó que su carga era más ligera que antes. –Aliviaré más mi carga –pensó–. Me caeré nuevamente en el riachuelo y haré el viaje como si no llevara carga alguna. Cuando llegó al primer arroyuelo, el asno repitió su treta; mas, al salir del agua notó, con gran sorpresa, que esta vez su carga pesaba más. –¡No importa! ¡Ya la reduciré en el otro arroyo! –pensó el muy sabido. Al llegar al segundo riachuelo, volvió a repetir su ardid y … ¡oh, sorpresa!, el peso de la carga aumentó, y en forma tal, que por poco se desploma. El asno se decía, sorprendido: –¿Qué pasa? … Bueno, creo que ya no debo echarme más al agua, si no quiero que mi espinazo se rompa. Y, desde entonces, el dueño no volvió a sufrir más percances en el transporte de la sal. Responde: 1. ¿Qué transportaba el burro? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 2. ¿Cómo sintió la carga cuando se metía en el agua? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 3. ¿Qué hizo el dueño? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 4. ¿Qué sucedió esta vez? ¿Pesaba más o menos la sal?

________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________________ ______________________________ 5. ¿Qué pasó desde entonces? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 6. Dibuja

LECTURA N°003

EL LOBO DE LOS CHICHONES

Este era un lobo tenaz que, visitando a los rebaños de ovejas, recibió tantos garrotazos en la cabeza, que la lucía sembrada de chichones. –Debo cubrirla con algo –se dijo– y, dicho y hecho, se protegió la cabeza con un casco de acero. Pero, al verlo en esa traza, sus compañeros se burlaban de él con estas expresiones: –¡Pareces un soldado en retirada! –¡Vean al recluta con casco! Pero el lobo no hacía caso. “Lo que a mía me interesa es cubrir mis enormes chichones”, pensaba. Mas aún así con casco, en uno nueva incursión, sufrió paliza tal, que sus chichones parecían majestuosas montañas. Hasta que, meditando un día, se le ocurrió disfrazarse de oveja y, ni corto ni perezoso, se puso encima una piel de carnero. Mirándose al espejo, exclamó: –¡Se ve que los chichones hacen reflexionas! ¡Ahora sí que los pastores me tomarán por una oveja! ¡Y adiós mis voluminosos chichones! Cubierto por la piel, salió al campo. Se acercó a un rabaño y comenzó a berrear: “¡Beeh! … ¡beeh! … ¡beeh!”. El pastor que lo vio y lo oyó, le dijo: –Linda ovejita, ven aquí! ¡Pobrecita, qué desnutrida te veo! –¡Así es! … ¡Beeh! –exclamó el lobo, dulcificando la voz.

–Pero qué dientes tan largos tienes, ovejita! – exclamó el pastor. –El hambre me los hizo crecer, buen hombre. –¡Pero qué hocico tan largo muestras, ovejita! –reiteró el pastor. –Es que soy una oveja fenómeno, ¿sabes? –¡Tú no eres más que un lobo! ¡Un lobo malvado y feo! –dijo el pastor, y cogiendo un duro garrote le dio tal lluvia de palos, que lo cubrió de más chichones. A duras penas, el lobo pudo librarse de parecer víctima de tan contundente paliza. Todo abatido se retiró a su cubil, quejándose de los atroces dolores que sentía en sus amoratados chichones. “Un carnicero como yo, meterme a cordero, ah sido, en verdad, lo más disparatado que puede hacer”, se lamentaba el terco y estúpido lobo. Responde: 1. ¿Por qué tenia el lobo la cabeza llena de chichones? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 2. ¿Qué se puso para disimularlos? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 3. ¿Qué idea se le ocurrió? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 4. ¿El pastor lo descubrió? ¿Qué le hizo? ________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________________ ______________________________

5. ¿Cómo terminó el lobo? ________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________ 6. Dibuja

Related Documents

Plan Lector Primaria
October 2019 20
Plan Lector
April 2020 1
Plan Lector
December 2019 9
Plan Lector
April 2020 1
Plan Lector
October 2019 10

More Documents from ""

Practica.docx
5 days ago 0
Tca_importante.docx
October 2019 2
November 2019 17
Capitulo Iii.docx
November 2019 9